El Último Rey de la Alpujarra Abén Aboo

Se encuentra usted aquí

El Último Rey de la Alpujarra Abén Aboo

Al contrario que la mayor parte del reino de Granada, la Alpujarra no fue conquistada por los Reyes Católicos. Se entregó a Boabdil como señorío, aunque sometida a la soberanía de los de los reyes de Castilla y Aragón, tras las Capitulaciones de 28 de noviembre de 1491. La Alpujarra revertió a la Corona por compra, de acuerdo con lo estipulado en las Capitulaciones, a la ida de Boabdil y su Corte a Fez, tras la muerte de Morayma, en Octubre de 1493, donde el Rey de Marruecos le concedió el título de Príncipe.

En 1500 se produce la sublevación en el enclave musulmán de El Albayzín, que tuvo una triple consecuencia, ya irreversible, tales como: La ruptura de las capitulaciones de 1491, las conversiones forzadas y la firma de otras nuevas, que conllevaban la desaparición del status mudéjar. Los moriscos de Granada y la Alpujarra inician la desdicha y el hastío por las conversiones forzadas de primeros de siglo XVI, que concluyen con el estallido de la guerra en la Navidad de 1568. Descontentos por la prohibición del uso de las ropas y de las lenguas arábigas, alzaron bandera de rebelión en La Alpujarra.

Diego López Abén Aboo fue un noble morisco español, nacido en fecha desconocida en Mecina Bombarón. Este histórico personaje, odiado por sus enemigos y por no pocos de sus propios amigos, fue uno de los principales caudillos moriscos alzados en las Alpujarras a finales de 1568. No dudó en ponerse del lado de los enemigos de Abén Humeya, que lo acusaban por el comportamiento inadecuado y de estar en tratos con los cristianos además de haber ordenado asesinar a los combatientes turcos y norteafricanos que luchaban al lado de los moriscos granadinos. En la noche del 20 de octubre de 1569, junto con Diego Alguacil, él mismo dio muerte a Abén Humeya, tirando cada uno de un lado del cordel que le habían colocado en la garganta. Elegido para ocupar el lugar de su primo Abén Humeya y tras obtener la confirmación del gobernador de Argel en representación del sultán otomano, tomó el título de Muley Abdalá Abén Aboo, rey de los andaluces, y luego hizo colocar una letra en su bandera que decía: “No pude desear más, ni contentarme con menos”.

Tomo el liderazgo al frente de la revuelta de su primo hermano Aben Humeya como rey de los andaluces, tras haberlo traicionado para sucederle como rey de la sublevación morisca. Fue coronado rey con el ceremonial que se coronaban los reyes andaluces. Se movió entre Órgiva y Mecina Bombarón, donde tenía su sede. La guerra estuvo localizada en La Alpujarra, donde recibió la obediencia de todas las familias moriscas, así fue bien visto, respetado, obedecido y temido como rey. Su trágico final le da un aspecto aún más heroico, ya que antepuso la fidelidad a sus creencias “a todas las mercedes que el rey Felipe le pudiera hacer”. Abén Aboo conocido por “el Reyecillo” fue finalmente asesinado en 1571 en unas cuevas entre Mecina Bombarón y Bérchules.

Meteorología

© Copyright Complejo Casas Rurales Alpujarra 2000 / 2018

Alojamientos Rurales Benarum© Todos los Derechos Reservados y Registro de Propiedad Intelectual
Registro de Turismo de la Junta de Andalucía: A/GR/000141 - Categoría: 3 llaves - Grupo: Complejo - Modalidad: Rural                                                                                                                                                                                                                     

Rosario Mingorance Lopez - 74709912-R /  Teléfonos: + 34 958 85 11 49 / + 34 676 61 22 25

Avenida Jose Antonio N° 64 / 18450 Mecina Bombarón, Alpujarra de La Sierra, Andalucía, Granada, España

E-mail: informacion@benarum.com - reservas@benarum.com
Marca Registrada: M 2540282 GRUPO BENARUM CLASE 43